Inicio

Music Software & Hardware Midi

Charlie Lab
banner-prodotti

La empresa Charlie Lab inició su actividad en el año 1984, centrando su actividad en el campo de la iluminación espectacular y desarrolando, como principal asociado, hardware y firmware electrónico sofisticado para la empresa COEMAR. S.p.a., fabricante lider en este campo.
El año 1993, movido por su pasado como músico, el fundador Carlo Alberto Paterlini, decide reunir su experiencia en el campo electrónico con su pasión por la musica, y así, sólo un año más tarde (1994), en la Feria de la Musica de Frankfurt, Charlie Lab presenta un revolucionario controlador MIDI llamado "DIGITAR", el cual, mediante sus 6 “cuerdas”, transmite los acordes tocados en un teclado MIDI, permitiendo acompañamientos de guitarra muy realisticos mediante sonidos MIDI.
DIGITAR tuvo un éxito extraordinario, obteniendo al año siguiente, el premio "Editor's Choice 1995" de la revista Americana Electronic Musician al mejor controlador MIDI del año.
En 1995, tras el exito del DIGITAR's, Charlie Lab diseña y produce un reproductor de MIDI Files, el "Megabeat One", que se convierte rapidamente en un referente en el mercado.
Más tarde, Charlie Lab lanza el MIXTRAL (digital mixer), ULTRAVOX (microphonic enhancer), SPLITBOARD (teclado con DIGITAR integrado), DGBOX (expander) y otros productos que amplian su catálogo.
En el 2000, aprovechando los conocimientos adquiridos con los productos anteriormente citados, Charlie Lab presenta el Megabeat Pro, la versión profesional de la serie Megabeat.
Prestando atención a las necesidades de sus clientes, Charlie Lab continuó el desarrollo, diseño e implementación de equipos musicales, iluminación y aplicaciones electrónicas avanzadas.
El año 2005, Carlo Alberto Paterlini decidió jubilarse y cerrar la empresa, en la cima del éxito y con muchos proyectos que quedaron sin realizar. Pero afortunadamente Electrónic Sound Solutions ESS retomó la mayor parte de la plantilla y continuó desarrollando aquellos proyectos fruto del cual nació primero el MBlaster y un tiempo más tarde el MBlaster2. Actualmente ESS sigue ofreciendo buenos productos para la escena musical.